Nuestro granito de arena…

EL BLOG DE OPINIONES DE BUFETEBYSA.COM

Como todos los días, Silvia, entra en su coche. Comprueba espejos y la distancia del asiento por si Pedro, su marido, cogió el coche la tarde anterior. Sabe que no, pero no puede evitarlo, es algo mecánico. Se pone el cinturón, arranca y, mientras habla con Pedro sobre la falta de tiempo, mete la marcha.

Algo va mal. No entra. Lo intenta apretando el embrague más, por si acaso. No hay manera. Mira el dibujo de las marchas, mientras piensa en voz alta «¡Pero qué coño! Que no entra la marcha, joder».

Ver la entrada original 1.051 palabras más

Anuncios
Nuestro granito de arena…

Ni Rajoy es el PP, ni Sánchez el PSOE; no hay listas abiertas

¡Olé!

Al fondo a la derecha

Si Rajoy y Sánchez se hubieran presentado en unas listas abiertas ante los ciudadanos, entoncessí que podrían decir que «a mi me votaron…», y entonces tendrían toda la razón del mundo en permanecer en sus puestos a viento y marea y decidir lo que les viniera en gana.

Pero como no es así, como se vota a una lista cerrada, ninguno de los dos tiene legitimidad para decir «a mí me votaron». Ni a Rajoy ni a Sánchez los ha votado nadie directamente, el personal ha votado a unas siglas, a un grupo, a una candidatura, a un “pack”, no a la persona.

Y esto, que haya listas abiertas, es fundamental porque si las hubiera, el ciudadano sabría a quien elegiría, lo conocería y le podría exigir; pero cuando se vota a un conglomerado, a una lista que no sabes ya ni quien es el tercero que figura…

Ver la entrada original 317 palabras más

Ni Rajoy es el PP, ni Sánchez el PSOE; no hay listas abiertas

¿Dioses?

EL BLOG DE OPINIONES DE BUFETEBYSA.COM

Frío y sombrío, sobre la copa de las nubes, entre la espesa niebla propia de tales alturas. De la memoria de los hombres relegado, pero aún cierto. Con aquella entrada cercada desde antaño por puertas de interminable visión, hoy chirriantes por el desuso en su apertura, sólo

Representación del Olimpo olvidado Imagen descargada de pixabay.com, bajo licencia Creative Commons CC0

imaginada por los antiguos, alguien ha conseguido entrar sin despertar a los presentes del terrible castigo que es el sueño provocado por el olvido.

De aquella legendaria mesa de las fiestas y bacanales, tan alta como imponente, de uno de sus extremos, descuidado por quien tuvo por obligación su custodia, alguien ha conseguido recoger un poco del néctar y de la ambrosía. La más deseada de las leyendas, la más oscura de nuestras vanidades.

Ver la entrada original 1.526 palabras más

¿Dioses?